MENSAJE A LOS ABOGADOS DEFENSORES DE PRESOS POLÍTICOS Y DERECHOS HUMANOS.

18.04.2016 09:35

EDUARDO UMAÑA MENDOZA

18 AÑOS DE IMPUNIDAD


 

MENSAJE A LOS ABOGADOS DEFENSORES DE PRESOS POLÍTICOS Y DERECHOS HUMANOS.

 

“ A los que lucha por la vida No los mata ni la muerte”

 

Hoy Se cumplen 18 años  desde cuando el maestro EDUARDO UMAÑA MENDOZA, fue asesinado en su propia casa por elementos del paramilitarismo junto con la extinta Brigada XX del Ejercito Charry Solano.

Salvatore Mancuso confesó ante la Fiscalía que el asesinato de Umaña Mendoza se dio bajo la orden de las AUC, después de que se reunieran sus jefes, entre los que se encontraba Carlos Castaño, en una finca de nombre “La Marranera”. Su versión inicial y la forma como fue divulgada la noticia por las fuente oficiales ocultaron los nombres de los responsables en altos mando militares de su asesinato. En 2011, el caso fue llevado por la esposa Patricia y su hijo Camilo iniciaron una demanda al Estado colombiano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Un sábado 18 de abril, antes del medio día, en su apartamento, lugar habitado por la búsqueda insaciable de la justicia, espacio pequeño que albergó grandes ideales, en que se dispersaron humaredas de cigarrillo para apaciguar la ansiedad, en que se esparció el aroma del café por todo rincón, en ese nicho de acogida, en donde el llanto de los excluidos encontraba reposo, los perseguidos judicialmente encontraban esperanzas, y las víctimas de Crímenes de Estado una mano amiga, en ese recinto fue asesinado José Eduardo Umaña.

Su opción por la vida, justicia real como democracia plena, derechos de los pueblos como concreción de los derechos humanos, lo llevó a asumir la posibilidad de saberse cierto de la tortura, la desaparición forzosa o de su asesinato del Estado, por eso prefirió morir enfrentando a sus victimarios, se enfrentó a aquellos que fueron a cumplir la misión que otros, diseñaron y definieron, esos otros que hoy siguen disfrutando de onerosas pensiones militares, usufructuando el poder político y económico en Colombia.

La indiscutible importancia del legado y la obra de Eduardo Umaña Mendoza en la defensa de los Derechos Humanos (D.D,H.H.) de los colombianos constituye, en sí mismo, la principal justificación para llevar a cabo un esfuerzo tendiente a ubicar, sistematizar y publicar los escritos o manifestaciones más destacadas de este defensor. Ejercicio que claramente está reconocido por el Concejo Distrital, por medio del Acuerdo N°24 de 1998 con el cual se pretende reconocer la memoria de Eduardo Umaña Mendoza. En particular el artículo 5° que obliga al Concejo de Bogotá a: “...recopilar y publicar los escritos de carácter jurídico, político y social del doctor Eduardo Umaña Mendoza”.

Por otro lado, la escasa bibliografía e investigaciones sobre este personaje hace prioritario realizar una investigación dirigida a suplir esta deficiencia; máxime sí las actividades realizadas por Eduardo Umaña Mendoza son una expresión de la cultura política colombiana; por ello la comprensión de su vida y muerte puede contribuir a hacer el duelo necesario a la hora de la reconstrucción nacional.

La vida y muerte de Eduardo Umaña Mendoza refleja la realidad política de los últimos cincuenta años de la historia de Colombia. Esta situación le permitió ser un intelectual formado en un pensamiento crítico y democrático en la denuncia de la exclusión y represión social; pero, además, por medio de los procesos jurídicos que llevaba hacia evidente las debilidades y precariedades de la justicia colombiana, basada en el derecho positivo que desconoce la posibilidad de la crítica y de denuncia de las arbitrariedades de un Estado antidemocrático. Dentro de estos procesos se destacan: la reapertura de las investigaciones en tomo a la muerte de Jorge Eliécer Gaitán; el proceso sobre los desaparecidos del Palacio de Justicia; la muerte de los alcaldes de la Unión Patriótica; y la defensa de los presos políticos, pertenecientes, principalmente, a los sindicatos de la USO y de las telecomunicaciones.

En suma, la vida y su propia muerte están atravesadas por la historia política y social del país. Por todo lo anterior, realizar una compilación de sus escritos e intervenciones se convierte en una prioridad a la hora de tener una visión de conjunto de nuestra realidad nacional. En la cual, los diferentes movimientos sociales (que ejercen el derecho a la huelga la protesta social) han sido perseguidos por salirse de los cánones establecidos que impiden la participación de terceras fuerzas políticas en el poder político.

Tal vez sea verdad. Desde la conspiración septembrina contra Simón Bolívar nuestra historia ha sido hecha de tentativas de asesinato, fallidos como esa o exitosa como todas las demás. Magnicidios, asesinatos 'selectivos', genocidios. Pero no para que las víctimas entren a la historia, sino, por el contrario, para sacarlas de ella, donde incomodan. Porque siempre, sin ninguna excepción, y con la complicidad abierta o tácita de los responsables políticos de turno _autoridades civiles y militares_ son crímenes que quedan impunes. ¿Quién asesinó? "Fuerzas oscuras", dijo una vez, para la historia, un presidente de la República. País terrible y grotesco que sepulta a sus muertos baja la farsa de las "investigaciones exhaustivas". El propio Umaña Mendoza recién asesinado acababa de conseguir que se reabriera una de las muchas investigaciones exhaustivas sobre una de nuestras muchas matanzas históricas, la del Palacio de Justicia. Pero ¿a quién, salvo a él, le importaban ya esos muertos? ¿Quién recordaba al guerrillero Almarales, al magistrado Reyes Echandía, a los desaparecidos de la cafetería? Cincuenta años hace que empezó la investigación exhaustiva del asesinato de Gaitán, y al cabo de cientos de miles de folios se siguen haciendo cábalas sobre quién fue su verdadero asesino. Espantoso país en el que los asesinados no entran en la historia, sino en el olvido.  Es demasiado tarde para escribir sobre Eduardo Umaña

La Brigada jurídica EDUARDO UMAÑA MENDOZA, quiere enviar un mensaje a todos los abogados defensores de presos políticos y DDHH, para que sigamos luchando con el ejemplo del maestro e insistamos en que el asesinato de Eduardo Umaña, fue un crimen de Estado, un delito de lesa humanidad y exigirle a la Fiscalía Segunda Especializada  adscrita a la Dirección  Nacional De Fiscalías Especializadas  de DDHH y DIH, que de una vez por todas tome todas las medidas para que se capture y procese e los verdaderos responsables de este crimen, ya que aun la investigación está en la etapa preliminar.

Como un reconocimiento que hace cada año a los defensores de DDHH, este vez la Brigada quiere reconocer a los compañeros RIGOBERTO QUINTERO, CAMILO UMAÑA DAVID RAVELO, entregándoles la orden EDUARDO UMAÑA MENDOZA.


Abril 18 de 2016.

Volver

© 2013 Todos los derechos reservados.

Crea una web gratisWebnode