FELIZ CUMPLEAÑOS…. MADRE Y ABUELA

29.11.2015 22:28

Palabras de Miguel Ángel desde la Carcel ....
Querida madre:
Tus hijos, tus hijas, tus nietos, tus nietas, tus bisnietos y bisnietas, así como tu esposo, agradecemos a la vida la oportunidad que nos brinda de celebrar este onomástico número setenta y ocho a tu lado. Es cierto que no todos están físicamente presentes aquí, pero puedes estar segura que cualquiera sea el lugar en que se encuentren, en este momento están contigo, recordando lo importante que has sido para nuestras vidas, porque segundo a segundo, minuto a minuto, hora tras hora, día tras día, año tras año, tus cuidados, tus caricias y tus desvelos fueron definitivos para hacer de nosotros y nosotras, personas maduras y responsables.
Por eso no nos cansaremos de decirte: gracias madre por hacer más alegres y felices nuestros días; gracias madres por aliviar nuestras cargas y hacer llevaderos nuestros problemas, permitiéndonos avanzar en medio de las dificultades, sin perder la esperanza.
Hoy 27 de Noviembre no podemos dejar de evocar los ya lejanos días de nuestra infancia, en que diste lo mejor de ti para sacar adelante con ayuda de nuestro padre, a tus siete hijos: Doris, Gladys, Nery, Ruby, Miguel, David y María helena. Sabemos también, que en cada uno de nosotros sembraste amor de madre, aún a costa de tu salud que ha ido deteriorándose lentamente.
Son muchos los recuerdos que hoy, al celebrarte este nuevo cumpleaños, desfilan en nuestra mente: la casa en obra negra de dos plantas que nos otorgó el ICT, con patio y jardín, donde regabas con alegría las azucenas, las orquídeas, los pensamientos y las begonias; el olor de gravilla, cemento y arena que soportaste por años y fueron transformando nuestro hogar en una casa de tres pisos, con un local inmenso pero sin patio ni jardín; el molino de manivela, donde todos los días molías pacientemente el maíz peto, para prepararnos las arepas del desayuno; la olla de sopa rebosante de papa, yuca, arracacha, habas y arveja, o los platos de frijoles con plátano verde , tallos picados y chicharrón, que compartíamos con los visitantes ocasionales; las fiestas decembrinas acompañadas de tamales, natilla y mucho aguardiente que eran el centro de concentración de vecinos, amigos y familiares.
¿Cómo olvidar también, el negocio de ping pong que atendiste durante más de diez años sin salario, sin prestaciones sociales y sin descanso, porque hasta los domingos también trabajabas, con la férrea disciplina y voluntad de contribuir a los ingresos familiares que la pensión no lograba cubrir.
Es cierto que estos días han quedado atrás, tus hijos crecieron y, a su vez, se volvieron padres, para repetir de nuevo el ciclo vital. Esa es la ley de la vida, y ante ella no queda más que aceptarla. Sin embargo, queremos decirte que estos cambios han sido importantes para nosotros, porque a través de estas experiencias hemos aprendido a valorarte mucho más como ser humano y a entender las grandes preocupaciones de una madre.
Hoy, las palabras se quedan cortas para expresarte todo el amor, el afecto y el agradecimiento que como hijos guardamos hacia ti, y puedes tener la certeza que en reciprocidad nunca estarás sola, como nunca lo has estado. Sepas que en cada hijo, en cada hija, en cada nieto, nieta, bisnieto o bisnieta, tendrás un brazo en el cual apoyarte para caminar, una caricia para calmar tu frio; una voz para darte aliento; un oído para escucharte, un corazón para entregarte y una oración para pedir por tu salud.
Sabemos que no es fácil sobrellevar las dolencias que te consumen día a día, los dolores que te desvelan noche tras noche. Aun así queremos de todo corazón que la vida nos permita estar más tiempo contigo, para exclamar con toda la familia, muchas veces más.
FELIZ CUMPLEAÑOS…. MADRE Y ABUELA

Volver

© 2013 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode